miércoles, abril 12

Leyendas [+] bogotanas

Era un fin de semana cualquiera. Era una noche estrellada. Gonzalo y María iban hacia su casa por la tradicional carrera séptima. Ya era un poco tarde y, aunque extraño, no había más vehículos en la vía. Gonzalo manejaba concentrado. No había tomado. No había fumado. A la altura de la curva del monumento de Américo Vespucio divisó unas sombra en el parabrisas y luego alcanzó a reconocer a un pájaro que "volaba en reversa" dice él. Callado, Gonzalo redujo la velocidad pero María, con voz temblorosa, le dijo"Acelera. Esto no me gusta para nada".

Estos acompañantes nocturnos se le han aparecido más de una vez a los viajeros bogotanos: ¿Leyendas urbanas?

Cuenta las historia que en la localidad de Bosa, una vez un alma en pena acompañó a un conductor solitario. Por el Cementerio Central, una mujer de cabellera larga corrió a la par con un carro hasta que despareció de la misma forma como llegó.

Algunos viajeros y transportadores nocturnos ya tienen una premisa: nunca mirar por el espejo retrovisor. Ellos creen en las leyendas y a los que les pasó, dicen que es mejor no molestar a las ánimas y los que escuchamos las historias preferimos prevenir que tener que lamentar.

13 comentarios:

Viviana Villa dijo...

Me mama de este blog que se actualice tan poco. Y frente al pájaro reverso, que susto, yo nunca había oido esto.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

A viviana: esas parecen ser las reglas. Actualización infrecuente así que o nos adaptamos o no volvemos. es tu decisión

Nunca había oído historias de esas, fantasmas sí, en Bogotá también, pero no en los carros. Solo falta que alguien cuente alguna que una mujer que se aparezca en los buses de transmilenio o en el tren de la sabana. ¡que tuto!

Hasta el próximo encuentro En Medio del Ruido

Paula G. dijo...

Upsss!Que susto! Pero creo que en Bogota hay que tener mas miedo de todos los "vivos" que estan a nuestro alrededor, que de los fantasmas de cuentos e historias populares.

Belz dijo...

estoy en montreal y esta tardicimo... son las 4 am...terminando un layout. Y me entro susto... no joa' mi abuelo me contaba esas historias...

Una vez conto que un tipo (claro que no en bogota) iba de manizales a pereira, y que le salio una pereirana (bien p...) y el tipo paro y le dijo que hasta donde iba, y ella le dijo que pa pereira... Claro no era sino que se subiera para que el tipo mirara para el otro lado y volviera a mirar... la vieja desaparecio...

El tipo, dice mi abuelo, iba en un susuki viejo, de esos descapotados... que cojio tanta velocidad que se paso pereira y llego armenia del susto...

Y bueno, mi abuelo hablaba mucha m.. tambien... eso si me estoy riendo en este momento de solo recordar jaja.

VentBleu dijo...

Totalmente de acuerdo con Paula.

doppiafila dijo...

Hola chicos, solo para decirles que voy a quitar el link a este blog de mi pagina; es una lastima que un proyecto grafico (y una idea) tan bueno no esten a la altura en terminos de contenido! De mi punto de vista, un blog necesita actualizacion frecuente, y mucho mas si se presenta como "el blog de Bogotà"! Ojalà la idea (buena) se pueda ir llenando de màs contenidos pronto!
Un abrazo
Doppiafila

Anónimo dijo...

a mi lo que me mama es q sea tan cursi. por favorrr

SticKit dijo...

La verdad nunca habia escuchado de apariciones ni que asustaran en las calles de bogotá, ahora voy a salir con mas cuidado de los retrovisores y de los pajaros, aunque coincido con paula, hay que estar cuidandose mas de los vivos que de los muertos.

Saludo!

Anónimo dijo...

giussepe castellanos es gay estudia en el colegio cafam

Anónimo dijo...

escriban leyendas que realmente valgan la pena de leer
como la de veronika esa es una verdadera leyenda y ustedes solo son unos bobos q icieron una paginita re bobo aver daaaaaa

Anónimo dijo...

estos sapas hijas de puta historias realmente dan miedo como un putas les recomiendo que lo9s vean y peguen una culiada bien aspera gracias

Anónimo dijo...

Este blog no vale la pena si no se actualiza seguido.Con razon en mi cole ni se habla de este blog porque no vale la pena.

Anónimo dijo...

Pensamientos dispersos, ideas cambiantes de forma veloz, percepción alterada, agudizada. Oía a mis compañeros de momento, pero sin atender a sus discursos, sin preocuparme por ello. Hacía frío, lo sentía por momentos, pues la aceleración de ideas en mi cabeza me permitía no concentrarme ni enfocarme en una sola sensación. Caminábamos sin rumbo, como siempre, q’ jartera! siempre el mismo video, quería calor, contacto, bailar, explotar la euforia tan reprimida q’ me carcomía, cagada no iba a pasar, no ese día, no con Eduardo, al parecer esa búsqueda de chicas y gozadera nocturna siempre será en vano, ya me convencí de ello. No saldré más con ese man, la vuelta es pesada e infructífera, drogas, alcohol, sometidos a los peligros de la noche citadina, y al final, nada, no se hizo nada, nada de lo que se esperaba, empezó y termino en un parque rarísimo, sobre una montaña, con muchos caminos, rodeado de casas y apartamentos, ¿y si los de esas casas y apartamentos nos espiaban?, que paranoia. ¿Que pensara mi familia si supiera de esto? , ¿Mi papá?, toda la noche anduve con esa idea en la cabeza, siempre presente, siempre punzante, el hombre sano, juicioso, introvertido, un ejemplo para su hermano ¿en esas?, debe ser decepcionante, pero no lo sabrán, nunca, igual no sucederá más, pero son tan ingenuos, como yo…
Y tú y la otra ahí, también dentro de ese ciclo de ideas que me afectaba tanto durante toda la noche, solo tú y ella se adentraron en mi cabeza con tal facilidad, tengo huevo, y sé que el desencanto y olvido será con la dificultad más absurda del mundo. Tú y ella, tan diferentes, pero tan ubicadas, tan inteligentes, tan puras. No como el resto… te necesito.