miércoles, mayo 18

Ojos [+] positivos

El dolor, lo banal, la violencia y el “no me importa nada ni nadie” se difuminó. Se preguntarán por qué, y bueno, vale la pena decir que ni yo misma sé.
Creo que definitivamente el universo mental en el que me muevo a diario no me había permitido ir mas allá para darme cuenta que en Bogotá no solo huele a berrinche, a humo o gasolina. No. Huele a flores, a dulce, a chocolate (especialmente en la 13 con 68). Bogotá despertó romántica. Tal vez nunca durmió, la dormida fui yo. Vi una Bogotá que se ama. Afortunadamente por lo menos eso no se nos ha olvidado. Besos, abrazos, caricias, palabras de aliento, sorpresas, sonrisas, detalles y más se proyectaron en un pequeño recorrido de mi casa a la universidad (empezando por el paradero y sus avisos llámame, quiéreme, atrápame*) Parecía una telenovela. De hecho mis sentidos no podían percibir nada distinto a eso. Debo confesar que el medio para llegar al fin fue el chisme, la parada de oreja a las conversaciones en "transmi" y en la buseta fueron claves. Finalmente, No importó la lluvia, ni el frío, ni mucho menos el lugar. Excelente manera de comenzar y finalizar un día en nuestra Bogotá donde uno solo ve lo que quiere ver. Hoy, yo solo vi amor.

*¡Movistar NO patrocina este blog!

16 comentarios:

Liliana Porras dijo...

Leer cosas como estás sacan una sonrisa y un + para lo gris que se puede ver una ciudad tan grande como la nuestra.

Jesús Antonio Olmedo dijo...

Cuando se mira por la ventana del carro, no estoy "chicaniando" (ese termino es de mi hija de 14 años que me lo hizo escribir) se ven escenas muy bonitas en las busetas, en los andenes, en los semáforos.El amor se abre paso en medio de la tristeza de la urbe. Lo bueno de una ciudad moustrosa como está es que esta llena de GENTE. Las personas somos lo principal. Todo lo que hagamos por los otros, por su humanidad, es valioso. Esta página me la mostro mi hija y me parece que es un buen ejemplo de lo positivo que puede hacer internet en la construcción de ciudadania. Gracias.(mi hija dice: que oso papi, escribiste un tratado, los comentarios deben ser pequeños...)

hermanito dijo...

no me gusto lo de la m.......

Hombre soltero busca dijo...

Abuso el papá este, pero bueno chevere el comentario. Bogotá es la ciudad para amar, lastima que ninguna de las buenas que anda en Bogota quiera amarme.¡busco Bogotana para amar! soy de buen pediggre

Risa_man dijo...

Amanecer felices y continuar asi todo el día en Bogotá es complicado, pero bueno se puede. Si usted pudo yo puedo mañana sera un día bueno!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Pues muy optimista para mi gusto, pero bueno acepto, Bogotá puede ser mejor partiendo de una buena voluntad propia. Pero es que hay uno que otro &%@%=?^* que se le tira el día a uno.

Anónimo dijo...

Chevre ver una ciudad que puede ser amable, pero por que no extraditamos al infierno a Lucho Garzon!!!!

Anónimo dijo...

El viernes hace quince días,en la calle 14 con carrera 4a.,una joven universitaria metió el pie en un agujero que quedó después que se llevaron la tapa de una válvula del acueducto.Pero en medio de este suceso desafortunado sucedió algo muy bello: Los transeúntes que presenciaron el hecho se tomaron de las manos y formaron una especie de cinturón de seguridad para proteger a la joven de los carros,la taparon con un plástico y la reconfortaron mientras llegó la ambulancia.A veces vemos sólo lo malo pero hay que aceptar que en Bogotá hay muchos casos de solidaridad ciudadana como éste.Hechos como el relatado y el bello sol de la ciudad nos devuelven la felicidad que a veces parece perdida para siempre.

Paula G. dijo...

Bogotá es la ciudad de las sorpresas, de las ambigüedades, de los contrastes. Hay días perfectos y hay otros para dejar en el completo olvido. Estoy de acuerdo contigo: "uno sólo ve lo que quiere ver", pero ojalá llegue un momento en el todos veamos sólo cosas buenas: amor, hombres y mujeres felices, niños sonriendo, educación, justicia, respeto...

MaravillaX dijo...

No sé porqué muchas veces tendemos a ver lo que no tenemos, y ese es solo un paso para ver las cosas negativamente. Rosario ha demostrado cómo eso puede cambiar con sólo estar atentos y perceptivos a todo, y la sorpresa fue muy buena, no? y ese es solo un paso para comenzar a actuar en pro de las cosas positivas. Otro paso fue haber escrito al respecto y dar pie a muchos a que sonrían y mañana vean la calle más relajada y cordialmente!

Anónimo dijo...

Asómense a la ventana hoy viernes 20 de Mayo y disfruten del bello sol y del sin igual cielo azul de Bogotá, adornado de nubes blancas con formas caprichosas y piensen que la felicidad está al alcance de nuestras manos y de nuestros ojos.Aprendendamos a verla en las pequeñas cosas de la vida.

Nªti G. dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Nªti G. dijo...

Se dice que sólo vemos lo que queremos ver, no? Me encanta ver lo mejor de la ciudad, de las cosas, de las personas ...

YO y Yo dijo...

Bogota divina. Bogota esa que nos hace reir, esa es la bogota que me gusta.

Juliana Neira dijo...

Movistar no les va dar plata, pero los que los leemos si les agradecemos que nos muestren una ciudad llena de cosas buenas.

Anónimo dijo...

por pardeces como esta es que las multinacionales no se meten en nuestro pais y le chupan la sangre sino que tambien se meten en el cerebro de la gente. ahi dependiendo del espacio vacio rebotan.

q m ni q m, es publicidad q apela al indivudualismo de la manera mas cursi por dios! no se supone que vas de sensible y amante de lo solidario? a ver como encajas una cosa junto a la otra...