domingo, mayo 15

Un NO a la violencia

No es ninguna novedad decir que durante esta última semana todos nosotros fuimos testigos de una serie de actos completamente reprochables que nos hacen pensar sobre la clase de sociedad en la que vivimos.

Lastimosamente cosas así pasan todos los días, pero muchos de nosotros estamos tan sumergidos en nuestra pequeña bola de cristal que no nos damos cuenta (o no nos interesa) lo que pasa en nuestra ciudad si no nos afecta directamente. Ya muchas veces se ha dicho que nuestra sociedad logró adaptar una “cultura de la violencia” a su modo de vida que nos hace indiferentes a las atrocidades que se cometen. Se dice que aquí los crímenes duran un día, el día que sucedieron, luego todo sigue su rumbo normal sin dejar espacio para el rechazo.

Recuerdo que un profesor dijo una vez que que tal seria hacer un muro con el nombre de todos aquellos que han caído injustamente en esta guerra y en la violencia de este país. Tal vez por lo menos así se haría un poco de presión para que la impunidad y le injusticia no fueran las más grandes reinas de este país.
Pienso que nuestra amnesia colectiva es el peor daño que le podemos hacer a este país y ojalá llegara el día en que en verdad digamos NO A LA VIOLENCIA a los cuatro vientos y no sólo en nuestras pequeñas conversaciones de cafetería; ojalá llegara el día en que los sueños se hicieran realidad y, como en los cuentos de hadas, los buenos obtuvieran su recompensa y los malos un verdadero castigo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

no. no más violencia. Mejor mas ciudad, mas anecdotas, más observaciones, mas azul, no tanto gris.

Anónimo dijo...

Pues cada uno no debe ser corrupto. Esa es la clave, los otros se iran muriendo.

Oscar Garzón dijo...

La violencia nace cuando creemos que somos el centro del universo. Cuando vemos al otro con sospecha sino se parece a nosotros. la vioelncia esta metida en lo profundo de todos.

Anónimo dijo...

No sólo la amnesia colectiva es la culpable de la violencia que nos apabulla diariamente, sino la falta de acción de las autoridades.Después de la tragedia del miércoles en el Campín,PocoLucho y su secretario Contardo Ospina anunciaron toda clase de medidas enérgicas.Anoche Citynoticias mostró unás imágenes de hinchas esta vez de Millonarios,drogándose en plena calle e ingiriendo alcohol sin que ninguna autoridad se hiciera presente para reprimir este comportamiento antisocial.

Sangre Rebelde dijo...

Muy interesante. Creo que el gran motor de la violencia colombiana es el espíritu trepador y de competencia desleal que todos tenemos tatuado en la espina dorsal.

Anónimo dijo...

Tus derechos terminan donde empiezan los míos.Respetemos los derechos de los demás y recordemos que no solamente hay que exigir nuestros derechos,sino asumir nuestros deberes.

Bogato dijo...

Creo que la No Violencia, no sólo es cuestión de actitud, aunque por algo se empieza, pero es difícil no ser violento en un entorno tan discapacitado como el nuestro. Un saludo. Me gusta mucho vuestro Blog. Estaré por aquí seguido.

La conciencia esta aquí dijo...

Un caos como el normal de una ciudad enorme como esta genera tensiones, pero la solucion está en cada uno de los habitantes y la forma como asumen el caos, con calma o violencia ¿tú como la asumes?

Indignado dijo...

El colmo que Santafe siga jugando en el Campin, el colmo.

Anónimo dijo...

Mientras la justicia no se aplique por igual a todos seguirá existiendo la violencia.Mientras a personajes nefastos como Diomédes Díaz se le aplica una irrisoria condena,solo por el hecho de ser un gran vendedor de discos ,muchos colombianos anónimos purgan largas condenas por delitos menores.En Colombia si que se puede decir: "En el piso de las Leyes no hay lugar para la Justicia".