lunes, junio 13

Vivir [+] convivir mejor

Una señal luminosa con la imagen de un murciélago fue vista el viernes en todo el frente del Edificio Avianca en el centro de la ciudad. Me quedó la duda si se trataba de parte de la publicidad de la película Batman Inicia o es el último recurso de un ciudadano soñador que recurre al súper héroe para salvar la ciudad...

Sigo con la férrea convicción que una ciudad por muy grande que sea, tiene la posibilidad de ser un espacio humano. Por supuesto, se trata de una construcción donde lo administrativo (orden e infraestructura) se tienen que combinar con lo social (el ciudadano de base). Es fácil quejarse de la administración (y hay mucho por los cual renegar) pero también hay que ver lo malos ciudadanos que son muchos bogotanos, otros nos consideramos buenos, pero nos damos permisos para no serlo y de ese modo, uniendo estas actitudes, es que la ciudad se vuelve un lugar poco amable, desordenado y violento.

Bogotá es tan buen vividero a pesar de la caótica realidad, que me gustaría pensar que con un esfuerzo ciudadano podemos llegar a ser una ciudad más dada a todos, donde el compartir diario con el desconocido mantenga la constante alerta pero además una tranquilidad digna del lugar que nos da estudio, trabajo y en la cual nos abrimos paso por la vida.

Pregunta: ¿y el techo de esta casa? (Calle 39 entre séptima y trece)

Comentarios: ¿Y usted que aporta a la convivencia social? Espacio abierto para la modestia.

9 comentarios:

Richard Y. dijo...

Pues yo soy un caballero de antaño: doy la silla en transmilenio, doy la mano al bajar, ellas primero etc, etc (claro si son bonitas, mas caballero me vuelvo)

Johana dijo...

Yo siempre paso por la cebra. Busco el paradero y no compro en la calle (ademas que no tengo un peso) ahhhh y leo este blog.

Patton dijo...

Ni de vainas boto un papel a la calle. Es más, cuando estoy "botado" hasta recojo uno que otro papel ajeno en la calle. Barro hacia adentro, cedo el paso en los cruces. Cedo la silla sin necesidad de que sea azul ni que sea transmilenio, transito siempre por la derecha, doy direcciones para llegar a un sitio de forma precisa y con paciencia, no salpico transeúntes con los charcos, por principio no doy limosna (y si nadie más lo hiciera sencillamente todos esos pobres desposeídos cogerían oficio) como con la boca cerrada, me tomo toda la sopa, procuro en la medida de lo posible no evacuar mis gases intestinales en lugares públicos y no reniego de los problemas de la ciudad teniendo más derechos naturales que quienes ni son de aquí y se vienen de sus provincias a vivir de la ciudad para no hacer nada distinto que renegar del clima, tráfico o gente de Bogotá, sin nunca sentirse que ya son "la gente de Bogotá" ni darse por aludidos como parte de los problemas de los que tanto se quejan.

Bueno, tal vez sólo reniegue del aLcaldUCHO, pero es que eso si es inevitable.

No es tan difícil comportarse como si fuéramos gente civilizada. No es cosa de ciudad, es simple educación, y eso no se da sino en la casa.

Ju.rA.Lo dijo...

No todos son iguales, existen buenos ciudadanos en nuestra linda Bogotá¡¡¡ ayer por despistada deje caer mi billetera en toda la caracas con 49, despues de 20 minutos sin darme cuenta de mi perdida, me llamo al cel un hombre con deliro de "Amelie" (q buen hombre)a decirme que el tenia mi billetera y que me la dejaba con un policia de la estacion Marly, cuando me devolvi por ella, el policia me la entrego con todos los papeles y con toda la plata que tenia¡¡¡ eso si fue un milagro¡¡un policia entregando todo completo?...que honradez¡¡ Solo me resta decir GRACIAS a esos dos cuidadanos, por su honradez...¡¡¡

Cata H. dijo...

Pues yo nunca boto papeles a la calle y siempre llego a la casa con el morral lleno de basura. Por otro lado siempre llevo la palita y la bolsa para las porquerias de mi perrito. Ah y no me pongo ombligueras por que se me salen los gordos y nooo eso da pena.

Jorge Murillo dijo...

Una cosa que yo NUNCA pero NUNCA hago es pagar un soborno, ni proponerlo, ni ceder a el. Eso me ha costado mucha plata por pico y placa pero es mejor cumplir las normas y aceptar los golpes en caso de incumplirlas

Pilar Camargo dijo...

una cosa chévere es una ciudad como esta es que le pasen a uno cosas como la que le pasaron a la persona del JURALO. Esos casos se repiten a diario, nosotros podemos ser protagonistas de una historia similar.

Anónimo dijo...

Yo soy buen ciudadano por que saludo al entrar a un edificio, doy las gracias siempre, madreo con cariño a los taxistas que son unos atarbanes y asi sean feas, doy el paso a las mujeres. ahhh, y NO USO CUELLO TORTUGA

Anónimo dijo...

Yo soy buen ciudadano por que saludo al entrar a un edificio, doy las gracias siempre, madreo con cariño a los taxistas que son unos atarbanes y asi sean feas, doy el paso a las mujeres. ahhh, y NO USO CUELLO TORTUGA