miércoles, febrero 22

Bogotá necesita [+] salud

La gente ya no se muere, se manda congelar. La criogenia (hibernación) parece ilusionar a muchos, tanto como asustar o crear debate en otros. Sin embargo, lo que me motiva a escribir hoy, no es tanto el cuento de la congelada, de la plata invertida, de la resurrección ni nada de eso. Más bien lo que me impulsa, en medio de jeringas, sangre, gritos y demás, es la manera como la gente de nuestra Bogotá se muere porque la plata no alcanza o porque el servicio no es el mejor o porque, porque porque….

Don Jaime, Doña Ana, Jairo y Mario, el hijo menor, uno de ellos, o mejor todos, buscaron el servicio de salud. Y lo encontraron. Solo que éste no resultó ser el mas adecuado para sus bolsillos. Son campesinos que llegaron a Bogotá y aún no entienden la movida. No han comprendido que vivimos en una gran ciudad en donde las condiciones son desequilibradas y en donde el sector salud no funciona como quisiéramos. Un examen de laboratorio sencillo cuesta $2.000 pesos en el Barrio Olaya (calle 22 sur con 21). Para muchos, nada. Pero resulta que $2.000 pesos, sumados a los frasquitos plásticos $200 la unidad, más la cita que hay que sacar para que el médico posteriormente lea el examen (6.000) da un total de miedo.

¿Que pasó? Que don Jaime pagó lo uno, le falto lo otro y se fue con la desilusión propia de quien no entiende porque le pasa algunas cosas que a otros no, esperando la próxima semana “juntar” el dinero para ir a la cita y saber su estado de salud.

En la sala de espera se comentaba cómo unos se accidentaron y llegó primero la prensa a preguntar cuantos eran los muertos que un servicio de salud (ambulancia, paramédicos) a atender la gravedad del caso. ¿Qué pasó? Que “Pepito Perez y Marujita X” murieron y nadie se movió para socorrerlos. Eso si, al rato llegaron cuatro ambulancias al tiempo, pues parecen que ellas tienen su propia “guerra del centavo” por “recoger” a los heridos.

Otros mientras tanto, están viendo películas e ilusionándose con la congelada. Preservar la vida, ser inmortal, vivir para siempre, resucitar… ¿Qué irá a pasar? Que mientras unos se mueren por querer vivir, otros viven queriéndose morir.
Bogota [+] que DC - blog de Bogotá - Rosario Gómez Vergara - Lina María Botero Cifuentes - Jorge Alexander González Morales -

7 comentarios:

Liliana Ferran dijo...

La salud ya llegó a este blog, pues algunos decian hace dias que estaba muriendo, y están publicando muy seguido, variado y los tres. felicitaciones. Definitivamente, uno entre los mejores blogs de Colombia. ¿que paso con el premio en españa? No pude seguir votando. ya no hay boton donde votar

Dr. mejia dijo...

Es desafortunado como es tratado el paciente en Colombia, hay que ser muyyyyyyy paciente para no morirse en una sala de espera publica e incluso privada. Y que me dicen de los medicos, se matan la vida estudiando para que una eps los explote!!!!!!!!!!!!!

BB dijo...

Parece que los regaños de los lectores han surtido efecto. Muy bien que escriban los tres. Nos habían acostumbrados a que siempre fuera asi. La salud es un tema para enfermarse. Cruel la realidad de los que no tienen.

Jairo P. dijo...

que bien que se preocupen por la salud y temas de estos.Esta bien escrito, me gusta mucho este blog.

fabio V. dijo...

Y eso que no se describen aquí las cosas tan espantosas que se ven en los centros de salud del distrito.... y que me dicen de la gente que no alzanza a llegar a ningun servicio de salud. Y lo de las ambulancias es terrible, por eso cada rato hay sirenas para aqui y para allá, es que le pagan a la que llegue primero

Ariana dijo...

Aunque me parece una buena reseña de un aspecto especifico de como se desarrolla la salud, no solo en Bogotá, sino en todo el país, queda corto en analizar porque este paciente ha quedado completamente por fuera del sistema de seguridad social. Porque esa familia campesina termino en la urbe y porque no existe la informacion suficiente para que sepan como acceder a un derecho básico. Como nos afecta a todos la implementacion de la ley 100 con la comercializacion de la salud. Y de vez en cuando tan bien sería bueno indagar que hay de positivo al respecto, porque aunque en "los centros de salud del distrito" se cometen barbaridades (este es, o era, el país del sagrado corazón), tambien hay aspectos positivos que han mejorado las condiciones de los mas pobres... cada quien habla desde su experiencia pero ni tanto que queme al santo ni tampoco que no lo alumbre.

Julio Me dijo...

Claro es que el componente humano no se discute, los medicos, enfermeras y demás hacen lo posible, pero el SISTEMA administrativo esta colapsado, hay mucha corrupción en el medio