lunes, febrero 20

La [+] alta del mundo

Monserrate: Cuando era niño pensaba que esa montaña era la “mássssss alta del mundo”. Ni siquiera me fijaba en Guadalupe, que notoriamente es más elevado. El cerro de Monserrate era aterradoramente alto. Pero por ahí, en tercero primaria, un “asesino de sueños” - léase Profesor de sociales – me habló de un tal monte Everest y todo cambio…

Subir a pie a Monserrate, una cosa que hay que hacer de vez en cuando. La clave es ir temprano. En domingo, por tradición y seguridad. Los primeros escalones están ambientados por un bogotanísimo olor a tamal y chocolate, a medida que se sube se van encontrando peregrinos descalzos, uno que otro con la pálida a flor de piel y muchos seudo atletas, que se distinguen a lo lejos por su atuendo tipo “esqueleto” y de cerca por su fuerte olor corporal (entiéndase ¡que chucha tan…!), la bolsita de agua vale $200 pesos, pero después de la mitad, el precio ya es de $300. Cuando ya se ve la llegada, cuando las antenas repetidoras y la iglesia están a la mano, el bocadillo y el queso, junto con los crucifijos, rosarios y estampas hacen calle de honor en los últimos metros. Ya arriba, todo es típico: misas cada hora, miles de fieles pagando promesas, la foto instantánea “Polaroid”, los que señalan la ciudad diciendo: “Mire esa es la 26, - Noo, es la 19 - ” Uy, ¿Y eso tan bonito qué es?” Y los que prueban, junto con la novia, como dice la canción, el chocolate con almojábana.

Subir a Monserrate, un paseo bueno, bonito y barato. Si se hace por la fe muy bien. Si se hace por turismo también. Un lugar un poco más alto que nuestra ciudad y que nos recuerda que definitivamente Bogotá es [+] que DC y que quien se aburra en la ciudad es por aún le falta mucho por descubrir.

- Y bueno si hay platica, $3900 pesos, se puede bajar en funicular o el teleférico.

6 comentarios:

Patton dijo...

La canción dice es:

"El que a Bogota no ha ido con su novia a Monserrate no sabe lo que es canela ni tamal con chocolate".

Seguramente el autor de la canción también hubiera querido poner "almojábana" ... pero desgraciadamente no rima! Aunque usualmente el tamal con chocolate puede venir incluído con almojábana, así que ahí esta virtualmente incluída.

De acuerdo, subir Monserrate a pie es un plan "light" que uno debe hacer al menos una vez en su vida, independientemente de las motivaciones. Eso si, hacerlo de rodillas suena bastante "extremo".

Kike Duran dijo...

seguramente el autor se dio una licencia literaria o culinaria...Muy bien, parece que empezaron de nuevo los buenos tiempos del blog. De monserrate lo malo es la gente que baja corriendo, pero vale la pena ir.

Adriana dijo...

Monserrate es un espectáculo. Lástima que no se venda como destino turistico. Parece que fuera cosa solo de rezanderos o turistas extranjeros. Vale la pena ir. Si no se quiere subir a pie, pues en telésferico chevere

Anónimo dijo...

Buenos tiempos parecen venir, ya blogscolombia extrañaba a Bogotá + que dc

Paula G. dijo...

Jajaja!!! ayyyy Alex me hiciste reir con esa descripcion tan particular de olores, figuras y personajes que caracterizan Monserrate. Y si, Monserrate es todo un plan!! Y tu forma de escribir es lo mejor, le pones vida a los recuerdos y a las cosas bonitas que hay en Bogota. Un beso, te quiero mucho!

FOTOGRAFIA dijo...

ESTA BUENO TU BLOG PERO MI PREGUNTA ES SI ERES DE BOGOTA DND ESTA LA VIDA COTIDIANA, LA VIDA SOCIAL, LAS COSAS QUE PASAN, ESTAN BUENAS LAS FOTOGRAFIAS PERO LE FALTA MUCHAS MAS COSAS, ALGO DE REPORTERIA SOCIAL NO SOLO PEGAR Y PONER SEAMOS CREATIVOS.