miércoles, febrero 1

un dia [+] sin carro


Un día, hace algunos años, los bogotanos optamos por que cada año tendríamos un día en donde los carros particulares se quedan en casa. Grito en el cielo para muchos, algo divertido para otros y pérdidas económicas para el resto.

Aunque durante el día sin carro circularán por las calles 40.000 taxis, casi 1000 vehículos del sistema transmilenio (articulados y alimentadores) y 15.000 de trasporte público, servicios escolares y de empresas, otros 950.000 carros se van a quedar parqueados.

Para algunos el día sin carro no es más que otra payasada heredada del pasado, para otros se constituye en una jornada para pensar en la ciudad, en la movilidad, en el ambiente. ¿Se imaginan la cantidad de contaminación que nos vamos a evitar así sea por un solo día? Claro, transmilenio será una "chichonera", los taxis en las horas pico no darán abasto y la bicicleta ojala sea la protagonista. ¡Que es inseguro, que uno cómo va ha llegar uno sudado a la oficina o a la universidad!. Es un día, es una jornada que si bien no va cambiar nuestra forma de entender la ciudad, si nos dará puntos de referencia para pensar que las cosas pueden ser diferentes, que los 312 kilómetros de ciclorutas que hay en Bogotá no son impuestos enterrados al lado de las avenidas y que tenemos que seguir reorganizando el sistema público y como ciudadanos tambien tenemos nuestro granito de arena que aportar, esto es: que existen paraderos, que primero se baja la gente y luego uno se sube al transmilenio, que uno no debe estorbar en la puerta y otras cositas más que se nos olvidan.

Además, pensándolo bien, el día sin carro sólo afecta a todos aquellos que lo tienen, que en un país como el nuestro son pocos, para el resto es el año sin carro, la vida sin carro... parece un ejercicio de asumir el rol de tomar el servicio público, aunque el que tiene carro y lo deja en casa, seguro también tendrá para coger taxi... aunque si lo hace se va perder lo es la ciudad en la buseta, en el transmilenio, en la cicloruta.

Mal o bien, el día sin carro es un hecho, un día algunos elegimos que fuera así, de manera que a relajarse y disfrutar...

9 comentarios:

andante dijo...

me gsutoi la parte esa de que los que tienen carro son los que la sufren, para la mayoria de nosotros el dia sin carro es la cotidianidad, el que pueda tener carro que lo tenga, pero...

Anónimo dijo...

el dia sin carro es una mierda............ pero me gusta.

no taxi dijo...

yo digo que deberia haber dia sin TAXIS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! son unos atarbanes la mayoria.

Adriana Mendoza dijo...

La jornada sin carro es una de las pocas cosas de cultura ciudadana que aún quedan. Este alcalde, poco o nada se preocupa por el asunto. Cree que los guías de amarillo lo son todo.

Jorge Buitrago dijo...

Son las 8 y media de la mañana, la ventana de mi oficina me muestra una visiçon maravillosa: muchos taxis, algunas busetas y muchas personas en bicicleta.. ciudad ideal.

Daniel Trujillo dijo...

Considero que hacen mucho escandalo en cuanto a un día sin carro (particular)... realmente son muchos más quienes se movilizan en transporte público todos los días que quienes lo hacen en su propio automóvil... personalmente yo utilizo mi carro muy poco y diariamente utilizo transmilenio, ya que conducir en Bogotá se ha vuelto un caos, añadido al costo de los parquederos y de la gasolina, el carro se vuelve en muchos casos insostenible.

Veo hoy una ciudad quizas más amable... donde los señores conductores de servicio público son los dueños de las vías y al conductor particular se le "castiga"; pero analicemos despues de esta jornada que es más perjudicial un vehículo particular que por lo general hace un par de trayectos al día o un bus o taxi rodando sin detenerse durante horas...

Gracias...

Patton dijo...

Día a día hay más personas como Daniel que se dan cuenta que tener carro, parte de ser un símbolo de estatus ... no es rentable. Y espero que estas jornadas sirvan para que cada vez más personas que usan carro vean que hay otras formas de llegar a sus destinos, a veces mejores que usando sus propios vehículos. Como lo dijo Adriana Mendoza: de las pocas cosas buenas que nuestro AlcaLdUCHO no ha quitado ... será porque no es tan fácil desmontarlo.

Para mí es un día más, pero para muchos espero que sea un día como lo fue para mi el 3 de septiembre de 1993.

Y San Pedro año a año se va convenciendo de apoyar la iniciativa .. vean que este año no llovió!

Mauricio Duque Arrubla dijo...

pues sí, los que se quejan son una minoría, hablando en términos matemáticos. Lo malo es que es la minoría que está arriba en la cadena alimenticia. Pero a pesar de nuestro alcalde bobalicón seguiremos trabajando por un transporte limpio y barato (ni el petróleo por las nubes nos fuerza a dejar el carro). Y que viva el día más famoso de Bogotá ¿o hay quien diga lo contrario?

Sentido Común dijo...

El tema de la movilidad en Bogotá va mucho más lejos que la simple discusión sobre el número de vehículos particulares que ruedan o si le gusta a la gente el DSC. Personalmente creo que debió ser una jornada simbólica en el cual se hubiese iniciado un claro plan de largo plazo para convertir la ciudad en un escenario amable y eficiente para vivir.

Pues no fue así, y esto de hacer "paro oficial" cada año a nombre de la concientización de 'quien sabe qué', me parece bastante inutil.
Cuando tengamos una red de amplia cobertura con el sistema Transmilenio + alimentadores (contratado sin los términos leoninos que impuso Peñaloza contra Bogotá) y unas vías que correspondan a una ciudad civilizada, entenderemos la diferencia entre la buseta o el típico taxi y una vida urbana con calidad. No mamerticemos el tema, por favor.